Envío bonificado en caba
En compras mayores a $1.800 realizándola a través de nuestra web o por whatsapp (tope de bonificacion envio $250)
BIENVENID@ A LA NUEVA TIENDA CRUDENCIO
REGALA UNA GIFT CARD
Podés compartir alimentación vital con quien vos quieras.
Regalar
Previous
Next

Vida en forma de alimento

¿Y si volvía a la cocina?

¿Y si era ahí donde me daba cuenta que algo podía ser diferente? Hay veces que no se duda, se sigue la palpitación, el impulso ese del corazón, que le decimos corazonada. Avanzar y ver qué pasa, intentarlo. ¡Eso fue, intentarlo!

Como me gustaba estar horas en la cocina, probando sabores, mezclas, y esperar que el sol termine su trabajo. Me emocionaba ver los procesos de germinado, era como volver a la primaria, a ese tarrito de vidrio con papel secante, y meter esos porotos que nunca comería. Y era porque no sabía que ese germinado multiplicaba el potencial de su poder nutricional. ¿Y ahora?, había que dar el paso, dejar el jardín con las bandejas, tules y espantapájaros.

Y el miedo aparecía. ¿Quién querría comer una verdura en forma de galleta? Y llego a mis oídos la frase que fue bastión de mi visión:

– La revolución está en la cocina –

¡Claro! Si volvemos a los alimentos puros, así como vienen de la tierra, y hacemos los procesos similares a lo que es su naturaleza, y no agregamos nada mas, estamos replicando vida. Vida en forma de alimento.
Y el miedo volvía a bailar con el enamoramiento, porque el mundo cambió. Y todo está a disposición de Cronos, el tiempo.
Si hay frio, calor, humedad, todo varía para que una semilla brote, o para deshidratar lentamente a bajas temperaturas, durante a veces, más de un día.

Y yo me enamoraba cada vez más de cada semilla, verdura, fruta. Ya no era solo el alto valor nutricional lo que ganaba mi atención. Era que me transportaba en cada aroma que desprendían los limones, al exprimirse, el puerro en cada corte, el cacao al salir del frasco. No estaba en el campo, pero cuando las manos están en contacto con los alimentos, algo sucede. No creo que sea igual para todos. Pero cada vez que toco las semillas corre por dentro un placer indescriptible. Algo de la naturaleza está en mí. Y siento ser un poco eso en cada una de las cosas que soy. Encuentro, nutrición, real y simple.

Soy crackers de puerro, tomate, otro poco de pan de germinados, soy cada uno de los alimentos porque salieron de manos, salieron del corazón. Mi existencia no sería posible, si no soy real. Si no supiera que algo en vos va a cambiar. Quizás es por rico, por nutritivo, o por saciante, o porque tu nutricionista te dijo vamos con ese.

Por lo que sea quiero que sepas que existo. Porque vos te valoras, porque no te da igual una cosa que otra. Porque sabes que tu bienestar es ir liviano, disfrutando, sintiendo emociones verdaderas, ser real con vos.

🍃Crudencio.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

hISTORIAS RELACIONADAS

¿Qué son Probióticos?

¿Qué son los probióticos? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se definen como: “Microorganismos vivos que, suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en

Comernos comiendo

Cuántas veces dejamos pasar por alto el significado puntual de la acción de alimentarnos creyendo que nuestro organismo no es más que un motor al

×